CARGANDO

Escribe para buscar

Declaración de criptomonedas I

La siguiente entrada es un poquito más aburrida y se sale un poco de lo que venimos tratando en el blog, pero si es cierto que veo necesario escribir sobre ello dado que puede suponer ciertos problemas. En este caso, hablo de cómo realizar la declaración de las  criptomonedas en la cita anual que tenemos con nuestra “querida” Hacienda.

Voy a estructurar este tema en dos entradas. En la primera de ellas hablamos de que se debe declarar y como preparar la documentación. En una segunda entrada, se verá la propia declaración de estos activos digitales.

Criptomonedas y Hacienda

Para quien no sea conocedor, los “queridos amigos” de Hacienda tienen que estar enterados de nuestras posesiones en criptomonedas. Ya sabéis, tienen que controlarlo todo y tenernos a raya… Pero realmente, ¿Qué es necesario declarar?

De forma rápida, es necesario declarar cuatro maneras de generar rendimientos:

  • Compra/venta o permuta de criptomonedas. Quizá esta sea la opción más habitual, es decir, comprar criptos y venderlas cuando obtengamos rentabilidad.
  • Staking. Para quien no esté relacionado con el termino, es parecido a poner a plazo fijo ciertas criptomonedas y obtener unos rendimientos por ello.
  • Airdrops. Estos son regalos o beneficios que obtenemos como recompensa a alguna acción tomada.
  • Minería. En este caso no son más que recompensas por minado cripto.

En estas entradas únicamente vamos a tratar los casos de compra/venta, permuta y Airdrops. Dejamos de lado el Staking y la Minería.

Tipos impositivos y vía de declaración

Los tipos impositivos se aplican sobre la base del ahorro, es decir, sobre los beneficios obtenidos de las diferentes maneras de generar rendimientos que hemos visto anteriormente. Estas retenciones se establecen de la siguiente forma:

  • Menos de 6.000 euros: tributación del 19% de IRPF.
  • Entre 6.000 y 50.000 euros: tributación del 21% de IRPF.
  • Entre 50.000 y 200.000 euros: tributación del 23% de IRPF.
  • Más de 200.000 euros: tributación del 26% de IRPF

Las correspondientes cantidades se presentarán en la declaración de la renta del ejercicio en cuestión, junto con el resto de las declaraciones de ese año.

Por otro lado, existen tres modelos informativos que se deben presentar a Hacienda en caso de cumplir ciertos puntos:

  • Modelo 172 y 173: Estos dos modelos normalmente están destinados a empresas, y muy rara vez tendremos que presentarlos. Habrá que hacer uso de ellos sobre todo cuando demos un servicio y tengamos las claves criptográficas de terceros. Como digo, rara vez lo haremos como usuarios “normales”.
  • Modelo 721: Este modelo será obligatorio cuando a fecha 31 de diciembre (del ejercicio en cuestión) tengamos, al menos, 50.000 € (al cambio en criptomonedas) y estos estén ubicados en el extranjero. Solución a esto, tener las criptos en una cold wallet, como puede ser Ledger.

Normalmente, los modelos anteriores no se presentan pues no se cumplen las condiciones, pero no está de más mencionarlo. Tampoco está de más mencionar que con ambos modelos, Hacienda realiza un control que, desde mi punto de vista, está muy por encima de la necesidad. Entre esto y tener que decir el color y modelo de nuestra ropa interior a diario, poco falta….

Permutas y locuras

Antes de entrar a la práctica veo necesario realizar otra pequeña explicación. Y es que si solo nos centramos en la declaración de compra/venta/permutas y Airdrops, uno podría pensar que, si no vende criptos, solo compra, no hay nada que tributar, ¿verdad? Bueno, pues eso no del todo así, pues los “buenos amigos” de Hacienda se han encargado de complicarlo todo extremadamente. Aquí es donde entran las permutas y vamos a verlas con ejemplos.

  • Ejemplo 1. Yo compro 1 Bitcoin con mi dinero en euros. Hasta aquí bien. Pero ahora quiero pasar ese Bitcoin a Ether por ejemplo. Esto es una permuta, y es necesario declarar la diferencia de valor en euros de cuando se compró el Bitcoin inicial y cuando se pasó a Ether.
  • Ejemplo 2. Yo tengo mi Bitcoin guardado en un Exchange y casualmente me cobran una comisión de depósito. Esto es un pago por un servicio, y por lo tanto, una permuta de una cripto, donde habría que aplicar el mecanismo del ejemplo 1, diferencia de precios.
  • Ejemplo 3. Parecido al anterior, yo tengo mi Bitcoin en un Exchange y lo quiero sacar a un cold wallet de Ledger. Se cobra una comisión por el traspaso, es decir, un pago por servicio, es decir, otra permuta.

En todos estos casos hay que declararlo. Pero claro, esto lo hemos hecho con 1 Bitcoin y lo que suele ocurrir es que vamos comprando regularmente según vemos el precio de la cripto…

  • Ejemplo 4. Hemos comprado 28 Bitcoins a precios totalmente diferentes. Si queremos venderlos (y hacernos ricos) o realizar permutas, tenemos que aplicar el método financiero FIFO para hacer el cálculo.

Como yo estoy muy lejos de ser un experto del mundo financiero y hacer estos cálculos a mano es una auténtica locura, nos tenemos que apoyar en herramientas que nos faciliten la vida.

Preparando la información

Para empezar con toda esta información utilizaremos la herramienta Cointracker.info. Se trata de una web especializa en estos datos que nos permite importar todos los movimientos realizados en Exchanges o cold wallets, de forma que el cálculo sea “prácticamente” trivial.

En primer lugar, como en cualquier otra web, nos debemos registrar y validar nuestras cuentas. Una vez hecho esto, vamos al apartado de “Introducir monedas”:

Como vemos, aparecerán multitud de Exchanges. Elegimos aquel donde realicemos las operaciones normalmente, para este ejemplo, Binance.

La importación de estos datos se puede realizar mediante CSV y API. En este caso, lo haremos mediante CSV. Seguimos los pasos que se indican en la pantalla y una vez cargado, nuestra información aparecerá en la ventana anterior de “Introducir Monedas”. Iguamente, si tuviéramos más Exchanges o carteras, las agregaríamos de la misma forma.

Una vez agregada la información, vamos al menú superior “Informe Fiscal”:

En esta nueva pantalla, vamos a seleccionar el país y el año fiscal para el que necesitamos la información. El resto de las opciones las dejamos como aparecen en la siguiente imagen:

Generamos el reporte mediante el botón naranja y se nos presentará la información tributaria que necesitamos.

Como se podrá observar, en la parte de abajo aparecerán las permutas realizadas y el cálculo por la diferencia de coste, como ejemplo:

“IMPORTANTE. Guardar todos los PDF que nos entreguen, al menos, durante 4 años. Esto lo comento porque es el tiempo que tiene Hacienda de poder reclamar algo y pedir explicaciones.”

En este punto, con la información obtenida, estamos en disposición de presentarlo en la declaración de la renta. Esto lo trataremos en una segunda entrada. Aun así, antes de esto, sería bueno pegar un repaso a los datos obtenidos, pues Cointracker tiene algunos problemas que se deben corregir a mano.

Errores de la plataforma

No podía ser todo tan bonito, y es que la herramienta puede jugarnos una mala jugada pues hay algunos datos que no se incorporan correctamente. Por extensión no puedo entrar en detalle de ellos, pero si me gustaría nombrar alguno de ellos.

  • Airdrops. Cuando se realiza la importación, se incluyen como un Depósito, siendo esto erróneo. Para ello, tenemos que editar la entrada y seleccionar Airdrop.
  • Permutas. En las permutas, la herramienta establece el valor de compra/venta en Euros, hasta aquí todo bien. El problema es que a la hora de realizar el informe fiscal, aunque está marcado, no coge bien estos precios. Por ello, lo mejor es establecer el valor mas alto entre ambas cantidades para todas las permutas, en los campos de “Valor de compra en EUR” y “Valor de venta en EUR”:

  • Comisiones. Hay que tener cuidado a la hora de evaluar las comisiones por traspaso. Por ejemplo, yo utilizo Ledger como cold wallet, pues bien, al importar la información en Cointracker se cuenta con unas comisiones que no corresponden a lo percibido. Por otro lado, las comisiones por traspaso de Binance no se estaban teniendo en cuenta. Revisar esto antes de continuar.

Y con esto, acabo esta primera entrada relacionada con la declaración de criptos. En una segunda se revisara como introducir todos estos datos en la Renta del correspondiente ejercicio fiscal. Y como siempre, cualquier consulta, duda o también, correcciones sobre la información, es bien recibida 🙂

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Veo que te gusta la tecnología, ¿quieres que te mandemos una newsletter semanal?.

Acepto la política de privacidad *

¡No enviamos spam!. yo también lo odio a muerte!.

Tags:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *